COVID-19 ¿ Y ahora qué, y ahora cómo ? Juan Isidoro Baes Leiva

COVID-19 ¿ Y ahora qué, y ahora cómo ? Juan Isidoro Baes Leiva

«Acerca de la Pandemia que estamos viviendo e Chile.-

A nivel escolar, que es mí área, en Chile y particularmente en Santiago que es la ciudad en dónde me desenvuelvo, existe una gran presión hacia el sistema escolar, por parte de los padres, surge de la necesidad de que en un contexto de tanta incertidumbre y situaciones  que no podemos controlar, al menos algo siga su cauce usual.

Se busca mantener una vida lo más normal posible, pese a las circunstancias, es una manera de sublimar la angustia. Pero acercarse lo más posible a la “normalidad”, en un contexto que no es normal, puede muchas veces implicar una sobre exigencia.

Muchos padres piensan que realizar el máximo posible de clases participativas en línea es la situación más parecida a un día de clases presenciales. Pero esta no es necesariamente la mejor manera de maximizar el aprendizaje a distancia. Incluso puede ser contra producente.

Es difícil cumplir los objetivos académicos, los colegios tienen que ser más flexibles y los padres dosificar la carga. Tener que estudiar  solo,no es fácil  hoy para un niño, es por ello que en Chile hay preocupación del ministerio de educación por evitar la pérdida del aprendizaje previo. Existe una constatación de que los padres no tienen la capacidad de desarrollar un día de clases normal, por diversas razones.

Estamos en la incertidumbre de no saber cuánto durará este sistema educativo a distancia que surge por motivos de esta pandemia, en los padres surge reacciones diversas frente a esta nueva alternativa de la educación a distancia. Muchos creen que  los colegios están recargando a los niño de por si, en una situación que ya es estresante, es un “bombardeo” constante de guías y trabajos, los padres comentan que sus hijos están abrumados, que no alcanzan a hacer todo lo que le envían. Y los profesores creen que uno tiene todo el día disponible para ayudar a no siempre los niños”, es lo que los padres comentan a diario. Además muchas familias no cuentan con un computador por hijo, por lo que no siempre es posible que todos los hijos participen en clases en línea al mismo tiempo.

Otros padres quieren que los colegios mantengan las exigencias de siempre y se adapten rápido a las nuevas plataformas, para que los escolares no se atrasen. Ellos apuntan cosas como “mandan puras guías sin explicaciones” o “Mí hijo no entendió nada del powerpoint y terminó buscando cualquier video en you tube donde le explicaron la materia, para qué están los profesores entonces”?

Estas son algunas de las dificultades que plantea hoy la educación a distancia, en dónde los profesores tienen que adaptar sus objetivos a este nuevo contexto, que nadie se imaginaba ocurriría hace un año atrás».-

Share

Comentarios (0)